Etapa prólogo: El viaje del guerrero

Granada 8 de la mañana, hora de la cita en casa de Jorge para partir hacia Saint Jeans Pie de Port, donde nos depiden amigos y familiares, son momentos emotivos que a todos nos atrapa, tambien a nuestros amigos de Ideal que nos despiden con gran cariño. 

Tenemos muchos kilometros por delante hasta S. Jean y es necesario ponerse en marcha, los mejores deseos por parte de todos: ¡buen viaje! ¡que tengais suerte!, ¡que os vaya bien!. Ojalá se cumplan todos esos buenos deseos tanto con los que viajamos, como con los que se quedan. Es un desgarro que a todos nos duele, pero que asumimos porque el guerrero se ha levantado y va celebrar una nueva batalla, de esta guerra que no acaba: La batalla contra la ELA. ¡Que crueldad!. Jorge Abarca enfermo de ELA, ya sin automía se lanza a la carretera para llamar la atención sobre la ELA que no para de matar a tantas personas que las padecen, hombres y mujeres, madres y padres, hermanos y hermanas, cuando llega mata.

La verdad es que telefurgo nos ha proporcionado una magnifica furgoneta donde entraron bicicletas, maletas y muchas cosas de las que vamos a necesitar estos 16 dias de esta batalla. Del conductor Pedro, hay una gran división de opiniones en el grupo sobre su pericia y capacidad de seguir las instrucciones del "maps". Lo importante es que nos llevó, con los relevos de Migue hasta S. Jean. 

Fue en Medinaceli donde casi a las 3 y media paramos a comer en el casco histórico, para lo cual nos separamos de la ruta unos 6 kms. y valió la pena. Un magnifico menu en el Restaurante Bavieca, nos dejó muy satisfechos. 

Llegamos a S. Jean despues de las 9 de la noche, y observamos con desazón las tremendas cuestas que nos esperaban al dia siguiente en la primera etapa. Mas nos preocupaba que el albergue cierra a las 10 y media, nos dijeron que no se podia salir ni entrar despues de esa hora. Estamos en el camino de Santiago y esas  son las reglas. El primer problema nos surgió de inmediato: la habitacion de Jorge solo tenia una cama, y el necesita cerca a alguien. La necesidad más basica necesita ayuda: beber agua, levantarse, ir al servicio, coger cualquier cosa. Ante la falta de solución del albergue alquilamos una habitación contigua para Migue y Chelo que se ocuparian de esas contigencias.

El guerrero está en el campo de batalla, mañana inicia su 4º reto para dar visibilidad a la ELA, para recaudar dinero para investigación, para recordar a todos que la ELA mata y que no tiene cura todavía. Que en España no existe la condena a muerte, pero los enfermos de ELA están condenados actualmente. Por ello desde ya + investigación =solución.

Jorge Abarca Hernández