dia quince

A Gudiña - Ourense

Hoy ha sido el dia de la TV Galega que a las 8 había quedado para grabarnos la salida. Nos preparamos temprano, desayuno incluído, pues tambien se añadía que en Ourense nos recibiría el Alcalde de la ciudad, y era una de las etapas mas largas del reto.

La TV Galega hizo grabaciones incluso desde las propias bicis, grabó la salida, entrevistó a Jorge, y a otros miembros del equipo, grabó durante el recorrido en varias ocasiones hasta Laza, donde ya se despidieron.

Este día los donativos se sudaron a tope, pues desde A Gudiña subimos por carreteras locales hasta lo más alto de sus montañas, y circulamos por sus crestas durante bastante tiempo, con bajadas igual de empinadas, y ya empezamos a notar que no nos gustaba tanto bajar, pues a continuacion había que subir. Circulamos por una pista que en su parte de bajada hicimos con cuidado para evitar caidas.

En Laza tuvimos avituallamiento y grabación de la TV. Casi 40'. El que suscribe no paró y siguió adelante. Luego tuvimos un regalo a la salida, una nueva subida. ¡Que subidón!, al menos 14 km, que nos exigió esforzarnos a tope. El avituallamiento reparador al final de la subida nos aportó la energía suficiente para llegar al final de la etapa, de la que nos quedaba todavía 40 km al menos.

En Ourense nos estaba esperando Sofia Godoy, concejala de Asuntos Sociales, prensa y TV Galega. En seguida llegó Jesús Vázquez, alcalde de Ourense, que dió a Jorge la bienvenida a su ciudad, y luego en el Salón de Plenos, como primer ourensano, nos glosó sobre su ciudad y aquellos rincones que no debiamos perdernos. Su ayuntamiento nos proporcionó medios y colaboración al reto, por lo que les estamos muy agradecidos.

Estos recibimientos y ayudas nos estimulan y alegran el camino. Rosa y Chelo encargaron pizzas, al menos 6, pues eran las 5 de la tarde y no habíamos comido, además de haber recorrido casi 100 km. ¡Qué barbaridad!. Todo por la causa, por difundir la ELA, por cumplir el reto. Fuerza de voluntad, constancia, sacrificio, orgullo, compromiso....y más, para llegar hasta aquí. En cuanto pudimos nos tomamos las pizzas y unas cervezas allí mismo en la plaza Mayor, pues estábamos hambrientos. Las personas que nos recibieron lo habrán entendido. Todos los que vamos en el reto somos un equipo para Jorge, cada uno/a cumplimos nuestra misión, además de hacer las etapas en bici, o como Chelo y Rosa que realizan una labor imprescindible para nosotros: hacen las compras, preparan los avituallamientos, bebidas frescas, hielo, los tentempie en las paradas que hacemos, cargar y ordenar la furgoneta, todos los dias se suben y bajan maletas, bultos. La ropa sucia de todos/as la devuelven limpia y sin errores. Atender a Jorge más especifícamente en las paradas, el botiquín y medicamentos que cada uno toma. Tal vez su mayor dificultad la han encontrado con el Google Maps y el GPS.

No podíamos irnos de Ourense sin visitar sus termas. Y en lo que quedaba de tarde nos trasladamos en un tren turístico hasta ellas (40' de trayecto que nos recortaba la estancia en las termas). Entramos en las de Oustariz que son privadas, pero tienen muchas mejores instalaciones, aunque son de pago. Fue genial, lo pasamos muy bien, intentando controlar a José Carlos que en seguida se pone a hacer olas. Merece la pena visitar Ourense, y también sus termas. Que animación, con sus calles llenas de gente, múltiples terrazas y todo a tope.

Al final de la noche, ya en la cena, llegaron Francis y Mónica, hermanos de Jorge, para hacer las últimas etapas con nosotros. Francis viene de Granada, junto a su familia que quedó en Santiago. Mónica desde Barcelona también con sus niñas. En los siguientes dias llegarán el resto de familia para estar todos/as con Jorge en Santiago. Que hermoso ejemplo esta familia unida en torno a Jorge, que no pueden mostrarle más amor y cariño, porque no hay. En este reto vamos asistiendo a lecciones que nos llevaremos con nostros para siempre. Vamos viviendo emociones y sentimientos que nos van haciendo mejores personas. Gracias familia. Y Gracias Ourense por vuestro recibimiento y aportaciones al reto.

Jorge Abarca Hernández