dia diecisiete

Lalín - Santiago de Compostela

El desayuno a las 7 de la mañana, la salida lo más rápido posible, las maletas preparadas para cargarlas en la furgoneta. Nada puede fallar. Allí estábamos todos/as preparados/as. Repetimos la grabación de despedida, pues la que hicimos por la noche no se grabó. Cuando se cerró la grabación, nos dimos cuenta que Ana, no había grabado. Una nueva con ella sola. Salimos sin prepararnos para la lluvia, que a los 15-20' de salir nos empezó a caer, y por momentos con más intensidad de la deseable. Esto hizo que nos empapáramos todos. Al paso de la furgoneta nos cogimos las prendas para lluvia, que algo nos protegió. A la hora se aclaró el dia y empezó a sobrarnos todo. Esta etapa tambien era “para abajo”, con un repecho de los buenos a poco mas de mitad, pero que una vez superado nos dejaba a menos de 20 km de Santiago. Íbamos tan motivados que teníamos un margen de 1h30' de tiempo. Antes de llegar se nos unió un grupo de ciclistas gallegos de Agaela, entre los que venía Cintya, hija de Victor y de Tita. Paramos en las afueras para tomar un café y aprovechamos para quitarnos algunas prendas mojadas, secar lo posible el calzado,...

De allí salimos a hacer los ultimos Kms, ya realmente pocos, pero emocionantes. Llegamos por la plaza de Galicia donde familia y amigos de Jorge con las camisetas naranja de “Felicidades Jorge” “Reto conseguido” nos esperaban. Abrazos, besos y toda clase de saludos después de 17 días sin estar con los padres, mujeres, hijos/as, primos, amigos/as..... También estaba Tita, la mujer de Victor Loira, nuestro amigo estos últimos 4 dias que también padece ELA. Fue la primera bienvenida, la familiar, quedaba entrar en la plaza de Obradoiro, donde estaba la llegada oficial. Entramos con la bici a pie hasta la misma plaza, y desde la meta hicimos un pasillo con nuestras bicicletas y la gente de Agaela y de Granada a ambos lados, invitamos a otros ciclistas a participar, y esperamos que el tándem con Miguel Ángel y Jorge hicieran sus últimos metros. En el tándem también íba Laura, la hija de Jorge y Maribel. Aplausos, gritos de Jorge! Jorge! Y mucha emoción, mucha algarabía a su alrrededor, tal que la plaza, en ese momento atestada de gente, estaba pendiente de lo que ocurría donde estábamos. De eso se trataba, de llamar la atención sobre un reto que finalizaba después de 17 días, algo grande y magnífico que Jorge Abarca había podido cumplir. La liberación para todos fue inmensa, habíamos hecho el camino desde Granada a Santiago de Compostela sin contratiempos. Gracias a todos los que en Granada y por el camino nos habéis apoyado y ayudado. Recibió al tándem y al equipo Concha Fernández, Concejala de Políticas Sociales, Diversidad y Salud del Ayuntamiento de Santiago, que estuvo muy atenta y cariñosa con todos/as. Jorge se percató en seguida de la presencia de Agustín y Manuel en silla de ruedas y se fué a abrazarlos un buen rato, al igual que a otros enfermos de ELA gallegos, y también a José Fraga y Paco Vellón de AGAELA. Hasta Pedro Martínez de la Rosa que se encontraba por allí con su familia, saludó y dio la enhorabuena a Jorge y a miembros del equipo. Prensa y TV entrevistan y fotografían a Jorge. Saludos, charlas de unos con otros/as, fotos, y ya el último acto. Cintya Loira lee un comunicado de Agaela, que reproduciremos íntegro. A continuación lee otro Mónica Abarca de su familia para Jorge, entonces es cuando ya no puede aguantar más y Jorge se emociona y da rienda suelta a todo lo que tenía acumulado desde hace tanto tiempo. Qué grande Jorge, que ha sido mucho más fuerte que nosotros.

 

Y el final, una comida en “A Maria” por la Calle San Clemente, cerca de la Catedral, y una cena de cumpleaños en “Toma pan y moja” casi hasta las 2 de la madrugada.

 

El reto de Santiago ha terminado, la lucha contra la ELA sigue. Esperamos seguir contando con vosotros/as para combatirla, para reclamar más investigación, y en definitiva, para llegar a encontrar esa luz de esperanza que Jorge y todos/as los/as enfermos de ELA , y sus familias merecen.

Les he pedido a los integrantes del grupo que escriban unas palabras, si podían. ¿Qué podemos escribir de unas vivencias tan especiales, sin que el corazón se nos rompa de emoción?. Entendemos que no todos/as hayan escrito, y solo contemos con unos pocos alegatos finales al reto. Ahí van:

David Juan Abarca

David:

Estos 17 días, estas 17 etapas que separaban Granada de Santiago de Compostela han sido inolvidables. Día a día nos has contagiado de tu fortaleza, vitalidad y espíritu luchador. Admirables son las fuerzas que contagiabas al resto del equipo en todo momento, que de bien seguro no hubiera llegado a Santiago con esa energía de no ser por ti Jorge. A pesar de la dificultad de esta empresa te embarcaste sin pensarlo y con un único objetivo: concienciar a la sociedad de esta cruel enfermedad y recaudar fondos para su investigación, y todo a sabiendas de que no era aconsejable para tu estado. Enorme!!Grande!! Inconmensurable Jorge!!!

 

Mónica:

Este último capítulo se cierra con un sentimiento agridulce. La parte dulce, la maravillosa experiencia compartida con mi estupendo equipo. El haber alcanzado los objetivos marcados: hacer visible esta enfermedad por cada rincón por donde pasamos y recaudar la cantidad prevista.
Esta aventura, además, nos ha regalado el haber conocido a personas fantásticas que se mueven con el corazón y a las que nunca, nunca olvidaremos.
La parte agria es que después de todo lo vivido, la vuelta a la rutina habitual será durilla, pero seguro que Jorge no tardará en sorprendernos con una nueva aventura, hasta entonces, os echaré de menos equipo!!!

 

Miguel Aguilera:

Antes de empezar el reto, sabía que no me lo podía perder por nada. Sabía que iría a cola todo el tiempo hasta Santiago, y que probaría vuestra paciencia al esperarme cada dia; pero por nada quería faltar a esta oportunidad de ser participe de algo grande, como ha sido tu reto. El reto de un luchador, de un hombre bueno y generoso. Sabía que sería especial y unico, como lo ha sido. He recibido tanto de vosotros/as que estoy en deuda con todos/as. Como uno mas de tu equipo estaré disponible para continuar a tu lado y el de tu familia en todo lo que decidas emprender en el futuro. Poner calificativos a mis sentimientos y mis emociones siempre será insuficiente para expresarlos. Me habeis hecho parte vuestra y yo os hecho parte mia. Gracias Jorge. Gracias compañeros/as. Vamos!!!.

 

Chelo:
He vuelto a reafirmar que la gente es buena, que el esfuerzo por algo importante deja a un lado las diferencias y se puede conseguir mucho. Me siento bien y me gusta; seguiré poniendo ese granito de arena aunque no se note.

Miguel Ángel:
Ha sido una experiencia inolvidable, tanto por la convivencia con un grupo de personas formidables, en todos los aspectos, como por el objetivo alcanzado. Gracias a todos los que nos habéis apoyado y ayudado a llevar a buen término este proyecto solidario y, sobre todo, gracias Jorge por ser como eres, ¡un tío mu grande!

Jorge:

Bueno deciros que este mi primer reto, no a sido un éxito por casualidad si no por el gran equipo que llevaba. Desde aquí daros las gracias porque yo se el trabajo que costó, separarse de la familia, perder vacaciones, cerrar negocios mas días, y como no el esfuerzo físico y económico. Gracias por estar siempre pendientes de mi, para vestirme, para comer, para todo lo que me hiciera falta. Con este equipo me atrevería hasta hacer el siguiente Road to ........GRACIASSSS (nota del redactor: Jorge quería poner nombres, pero es mejor “a todos/as”, asi no se olvida nadie).  

 

Jorge Abarca Hernández